4 Consejos para cuidar el pelo en invierno

By 7 noviembre, 2018Salud Capilar
cuidar el pelo en invierno

¿Te preguntas cómo cuidar el pelo en invierno? ¿Cómo conseguir que no esté seco y sin vida? ¡Sigue leyendo!

Conseguir tener el pelo bonito es una odisea para muchas personas. Los cambios de clima, la humedad, el ambiente, etc. son aspectos que pueden empeorar la salud de tu pelo. Invierno especialmente es una época del año difícil para conseguir controlar esa melena rebelde. El frío y la humedad afectan a nuestro cabello, resecándolo y encrespándolo. Es por ello que te ayudamos dando 4 consejos para cuidar el pelo en invierno. ¿Quieres saber como cuidar tu pelo en invierno? ¡Te ayudamos!

  • Tratamientos hidratantes.

En invierno, el pelo tiende a resecarse más que nunca. El frío, viento y humedad afectan a nuestro cabello más de lo que te imaginas y sin un cuidado óptimo, podemos llegar a resecar en exceso nuestro pelo. El cuero cabelludo también se resiente por el clima, es por eso que se irrita y provoca la aparición de caspa, que puede llevar a la caída del cabello. Usar un buen tratamiento hidratante, como ya sea un champú especializado o una buena mascarilla, hará que nuestro pelo aguante sano durante esta dura época del año.

  • Lávalo con agua fría.

Con el frío del invierno, tendemos a lavar nuestro pelo con agua extremadamente caliente. Un lavado excesivo y con agua caliente, provoca que se reseque tanto el cuero cabelludo como el pelo en sí. Si esto pasa, la caída del cabello aumente, además de lucir seco y sin vida. Es por eso que se recomienda que lavarse el pelo con agua templada y no caliente, ya que así la hidratación de nuestro pelo mejorará y no habrá caída.

 

  • Evitar el secador.

Otro de los errores más comunes que realizamos en invierno es el uso del secador. Con el frío, no conviene salir de casa con el pelo mojado y para sacarlo, tendemos a utilizar el aire caliente del secador. Esto es un error, ya que dicho calor reseca en exceso el cabello y como en los casos anteriores, puede llevar a la pérdida del mismo. Otro de los errores más comunes que cometemos al secar el cabello, es el fraccionarlo fuertemente con una toalla. Esto provoca graves daños en nuestro cabello, haciendo que se rompa y debilite, llegando incluso a caerse.

 

  • Usar aceites.

Uno de los productos que siempre se recomienda para regular la hidratación del cabello es el uso de aceites. Desde hace cientos de años se utilizan aceites puros para conseguir un pelo sano y con fuerza. Aceites como el de coco, jojoba o argán son de los más utilizados hoy en día. Aplicando unas gotas de estos aceites cuando notemos resequedad, hará que nuestro cabello vuelva a lucir como antes. Eso sí, no es recomendable la utilización diaria de éstos, ni la aplicación en el cuerpo cabelludo.

 

Si ninguno de estos métodos te funciona, siempre puedes pasarte por nuestra clínica y te informaremos sin compromiso de los tratamientos que existen hoy el día en el mercado para conseguir devolverle la vitalidad y fuerza a tu cabello.

LEE MÁS ARTÍCULOS INTERESANTES AQUÍ.

<